Refugios subterráneos: Principales características

Según el Reglamento de Seguridad y Salud Ocupacional en Minería, se señala que en las minas subterráneas, además de vías de acceso a la superficie, se debe construir o proveer un tipo de refugio en caso de emergencia.

Los refugios deben instalarse para todos los trabajadores que no puedan alcanzar la superficie desde su lugar de trabajo en el lapso de una hora, utilizando los métodos normales de salida. Dichas instalaciones deben estar ubicadas de forma que el personal pueda llegar al refugio dentro de 30 minutos desde el momento que dejó su lugar de trabajo.

Las áreas de refugio deberán ser de construcción resistente al fuego y de preferencia ubicadas en áreas donde no haya sostenimiento con madera. Además, deben ser lo suficientemente amplias para acomodar rápidamente a la cantidad de trabajadores en esa área particular de la mina.

El reglamento también establece que los refugios deben estar construidos herméticamente, tener líneas de aire y agua, así como contar con herramientas.

 

Cámaras de refugio

Además de los refugios construidos en el macizo rocoso, en el mercado existen cámaras especialmente construidas. Los refugios de emergencia constituyen un componente integral del Plan de respuesta ante emergencias general de una operación de mina subterránea. Incendios, explosiones, caídas de roca, inundaciones, escapes de humo u otros tipos de gases tóxicos son incidentes que ocurren con una alta frecuencia, independiente de los altos niveles de planificación y las precauciones de seguridad implementadas.

En este tipo de emergencias, cuando la evacuación ya no resulta segura o no es factible, los refugios de emergencia están diseñados para proporcionar un área segura de primera opción para que el personal se reúna y espere ser retirado. Las cámaras de refugio deben desplegarse a lo largo de la mina con el fin de crear una “red” de refugios accesible para todo el personal bajo tierra y de a pie. De acuerdo con el país o región, las normativas generalmente indican “distancias seguras” aceptables entre las distintas cámaras de refugio.

 

Configuraciones estándar

En consulta con empresas mineras líderes del mundo y autoridades regionales competentes, las principales marcas de refugios para minas de roca dura recalculan y perfeccionan constantemente esas instalaciones para crear una solución de refugio seguro que se integre plenamente al entorno de minería subterránea moderno.

Las cámaras de refugio deben ofrecer configuraciones estándar de acuerdo a la cantidad de ocupantes, de 8 a 30 personas, y cada modelo diseñado para ofrecer la máxima resistencia y maniobrabilidad tanto en superficie como bajo tierra. Además, las dimensiones y la capacidad de ocupantes de las cámaras de refugio deben diseñarse a medida para responder a las especificaciones de la mina, sin afectar la seguridad ni su desempeño.

Algunas marcas ofrecen configuraciones angostas diseñadas a medida para operaciones en piques, o construcciones modulares que permiten desmontar la cámara de refugio en secciones más pequeñas antes de su transporte para su posterior montaje bajo tierra.

 

Exterior de la cámara frente

La “cara” de la cámara de refugio debe estar diseñada principalmente para su fácil identificación y rápido acceso durante una emergencia. La iluminación estroboscópica, la sirena de advertencia y la señalización reflectante deben alertar sobre la ubicación de la cámara, además las manijas giratorias en las puertas deben proporcionan un sistema de enclavamiento simple y directo para acceder a la seguridad del interior.

Una característica opcional podría ser un compartimento esclusa sellado con sistema de depuración completa, que proporcione una protección adicional contra el ingreso de humos y otras toxinas peligrosas. La legislación establece las características mínimas que deben tener los refugios subterráneos contra el ingreso de los mencionados elementos.

 

Interior de la cámara

El interior de una cámara de refugio debe combinar una diversidad de sistemas esenciales para garantizar la supervivencia, a fin de crear y mantener un ambiente seguro para sus ocupantes.

Los sistemas deberían incluir: suministros de aire (oxígeno) primario y secundario, sistemas de aire acondicionado, sistemas de presión positiva, sistemas eléctricos, sistemas de detección de gases y absorción de CO/CO2 (sistemas “depuradores”). Todas las cámaras de refugio deben ser fáciles de inspeccionar y requerir un mantenimiento preventivo mínimo y simple, así como bajo costo de propiedad continuo y sus consumibles (por ejemplo, los activos químicos del sistema depurador) deben tener vidas en almacenaje prolongadas.

 

Sistema depurador de CO/CO2

Existen refugios que utilizan productos químicos activos y un sistema depurador eléctrico para “eliminar” la acumulación dañina de CO2 (dióxido de carbono) y CO (monóxido de carbono) del aire dentro de la cámara de refugio.

En concentraciones suficientemente altas, el CO2 y el CO pueden producir lesiones graves que provocarán pérdida de conciencia y finalmente, la muerte. Durante la actividad normal de respiración, los ocupantes exhalan CO2 y CO. El monóxido de carbono también puede ingresar a la cámara principal a través de la toma de aire comprimido (si estuviera dañado) y al momento del ingreso o egreso de los ocupantes por la entrada principal. Por ello, la depuración de CO/CO2 constituye una necesidad vital.

De manera similar a instalaciones de alta seguridad, existen refugios que incluyen un asistente de mensajes de operación dentro de la cámara que indica a los ocupantes los procedimientos operacionales y alerta sobre cambios en el ambiente interno. Además, mediante un controlador digital es posible manejar todos los sistemas de energía, iluminación y depuración.

Debe recordarse que en los refugios el aire acondicionado es esencial para combatir los efectos potencialmente letales del estrés térmico; la actividad metabólica de los ocupantes provoca una acumulación continua de calor, además de la temperatura ambiente (externa) que afecta la temperatura interna de la cámara de refugio.

 

Exterior de la cámara parte trasera

Hoy en día, la parte posterior de la cámara de refugio aloja sistemas importantes de filtración de aire, alimentación eléctrica y de energía de respaldo. Todos estos sistemas deberían tener adecuada protección.

En caso se interrumpiera el suministro eléctrico de mina, los refugios deberían un sistema de batería de respaldo que pueda energizar los sistemas de soporte de vida internos de la cámara. Actualmente existen refugios con baterías de respaldo con un mínimo de 36 horas.

Fuente: Revista Seguridad Minera

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *



2016 Copyright MediaImpact. Todos los derechos reservados.