ISEM reconoce mejoras en la cultura de prevención

Félix Guerra, el máximo vocero del Instituto de Seguridad Minera (ISEM) nos dio su punto de vista sobre los avances y la agenda pendiente del sector en estos temas.

Con respecto al balance de lo avanzado en seguridad indicó que los resultados eran po  sitivos, debido a que la tendencia de accidentabilidad está disminuyendo y, sobre todo, por la manera en que las empresas han mejorado sus índices relacionados a las estadísticas de accidentes. En otras palabras, por la proactividad que demuestran para mejorar sus sistemas de seguridad, hacer auditorías, obtener certificaciones y, en general, consolidar su cultura de seguridad. Por el lado de la cultura de prevención de accidentes, se pueden ver notables mejoras, al igual que un descenso en los registros de pérdidas humanas.

De igual manera, Guerra se pronunció sobre los accidentes más comunes del año, entre los cuales encontramos “la caída de rocas” liderando la lista. Sin embargo, resaltó que el índice de caídas es al menos 10 veces menor que en la década de 1980. Actualmente, las minas se están mecanizando más y utilizan métodos más masivos para la explotación; hay mucha más inversión en equipos automatizados, sistemas de sostenimiento con shotcrete, conocimiento mayor del macizo rocoso, entre otras.

Asimismo, indicó que el impacto del Reglamento de Seguridad y Salud Ocupacional en Minería ha sido positivo para la prevención de riesgos. No obstante, la problemática de la legislación inicia cuando se quiere gestionar la seguridad, ya que puede establecer estándares mínimos de seguridad, pero no puede meterse a dirigir los programas de seguridad en las empresas mineras. Y es que hoy en día las empresas se mueven mucho más rápido que la legislación. Ahora, por ejemplo, la legislación propone exigencias puntuales, pero en seis meses las empresas ya están aplicando nuevas técnicas y sistemas para optimizar sus procesos de seguridad laboral, con lo que dejan atrás a las propuestas legislativas. Pese a eso, los fiscalizadores te exigen que sigas cumpliendo las exigencias del pasado, y así no debe ser. La tecnología se mueve a la velocidad de la luz, mientras que la legislación se mueve a la velocidad de la carreta.

Finalmente, resaltó que hay una mayor conciencia y compromiso por parte de los trabajadores mineros para cumplir con las disposiciones y normas para cuidar su integridad y salud. El comportamiento frente a este problema es diferente al de años anteriores, porque se entiende mucho mejor el riesgo. Esto se debe a que hay una evolución significativa en las capacitaciones. El Instituto de Seguridad Minera (ISEM) lo demuestra, y no solo a través de cursos de inducción, sino en el apoyo práctico en la gestión de la capacitación de las empresas. Por ejemplo, en los últimos cinco años, hemos logrado más de 6 millones de horas/hombre de capacitación. Sin embargo, previene que es errado pensar que basta con aplicar más horas de capacitación al trabajador minero, cuando lo más importante es la calidad con la que se instruye, de manera que las personas entiendan exactamente lo que tienen que hacer ante una situación de emergencia.

Fuente: Rumbo Minero

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *



2016 Copyright MediaImpact. Todos los derechos reservados.