Comunicación inalámbrica para operaciones de rescate en minería

Las herramientas de comunicación dentro de un trabajo minero, especialmente subterráneos, permiten tener un panorama más claro de la situación del fondo de la mina hacia la superficie, además son esenciales para dar aviso de un potencial peligro o incluso en operaciones de rescate.

Si bien los sistemas de comunicación son necesarios, una de sus desventajas podría que dependen del uso de conexiones alámbricas, y estos, al ser unidades físicas, pueden ser fácilmente dañadas o destruidas en caso de una explosión. Por lo tanto, los sistemas inalámbricos que utilizan la identificación por radiofrecuencia (RFID) y tecnologías a través de la tierra (TTE), son cada vez más comunes en las minas subterráneas. A continuación, presentamos algunos de los más innovadores sistemas de comunicación inalámbricas en el mercado:

 

Industrial Wireless de British Telecoms:

El sistema Industrial Wireless proporciona comunicaciones inalámbricas para uso en entornos industriales, incluyendo herramientas especialmente diseñadas para minas subterráneas. Actualmente en uso en varias minas de platino, Wireless Industrial utiliza la tecnología de malla móvil que conecta los puntos de acceso de comunicación inalámbrica a través de radiofrecuencia (RF) en lugar de cableado físico. La información se transfiere a una red central, conectando posteriormente con el sistema de minas central o una sala de datos en la mina.

Una versión mejorada de la tecnología, que dispone de más puntos de acceso, es capaz de autorrepararse, lo que significa que si uno o varios puntos de acceso se vieran inutilizados, la red seguiría funcionando. Asimismo, la tecnología también llega a lo que se conoce como ‘Capa 2’ y por lo tanto la inteligencia se hace localmente en lugar de en el controlador central en la superficie. La capacidad de autorreparación de Industrial Wireless es importante, ya que en una situación de emergencia si varios de los puntos de acceso son destruidos en una explosión, la comunicación seguirá siendo posible a la vez que los equipos situados por encima de la superficie serían capaces de identificar incluso en qué puntos se han producidos los derrumbes.

 

Rescue Dog de E-Spectrum Technologies:

Rescue Dog es un sistema de comunicación a través de la tierra con una “alta capacidad de supervivencia” para situaciones de desastres en minas. La tecnología, que está pendiente de la aprobación de la Mine Safety & Health Administration (MSHA) de los Estados Unidos, se compone de una unidad de superficie combinada con una o más unidades de subsuelo. La unidad de superficie se comunica directamente con las unidades individuales activadas del subsuelo, lo cual significa que puede comunicarse con los mineros atrapados, mientras que monitoriza de forma constante las radiobalizas de emergencia de todas las unidades adicionales del subsuelo.

El sistema Rescue Dog es omnidireccional y no utiliza antenas de bucle convencionales como otros equipos de comunicación a través de la tierra, por lo que es fácil de instalar y no hay necesidad para envolver cables alrededor de pilares de carbón o instalar grandes bucles de superficie; sin embargo, debe estar bien conectado a tierra.

 

MagneLink de Lockheed Martin:

Desarrollado en respuesta los requerimientos 2006 de la Mine Safety & Health Administration (MSHA) de los Estados Unidos para consolidar una mejor tecnología de comunicaciones de emergencia ante accidentes, el sistema MagneLink de los ingenieros de Lockheed Martin permite a los equipos de rescate comunicarse directamente con los mineros atrapados.

Concretamente MagneLink es un sistema aprobado por la MSHA que ofrece comunicación independiente de superficie a través de la tierra de forma bidireccional. Utiliza señales de voz, datos y radiobaliza para permitir la comunicación entre los equipos de rescate y los mineros atrapados cuando no hay otro sistema de comunicación funcional.

Las capas de roca por encima de una mina de carbón reducen la resistencia de cualquier señal que se envíe a través de esta, por lo que se requiere un procesamiento de señal especial para recoger la débil señal y decodificar la información original. Cuando se envía un mensaje desde el sistema de antena es potenciado y crea una ‘burbuja’. El mensaje llega mediante estas hasta la superficie generando una cúpula de energía magnética. Si otro sistema MagneLink está cerca puede recoger el mensaje y transmitirlo. Específicamente, el sistema funciona a distancias que oscilan hasta los 457,2 m desde el subsuelo a la superficie y 762 m horizontalmente dentro de la mina.

Fuente: Fieras de la ingeniería

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *



2016 Copyright MediaImpact. Todos los derechos reservados.